Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

lunes, 23 de abril de 2018

¿Cómo pueden los periodistas provocar guerras?

Estados Unidos, Francia y el Reino Unido bombardearon Siria en la noche del 13 al 14 de abril de 2018. Esta operación militar, una agresión en términos de Derecho Internacional, es presentada como una «respuesta» de «los aliados» al supuesto uso de armas químicas por parte de la República Árabe Siria.

El secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, declaró ante el Congreso que no dispone de pruebas que demuestren esa acusación pero que se basa en «artículos de prensa creíbles». En 2011, cuando el fiscal de la Corte Penal Internacional, Luis Moreno Ocampo, lanzó una orden internacional de arresto contra el líder libio Muammar el-Kadhafi, también lo hizo basándose en artículos de la prensa… cuya veracidad –hoy está demostrado– era nula. Pero justificó así la intervención de la OTAN contra Libia.

En 1898, el gobierno de Estados Unidos también se basó en los «artículos de prensa creíbles» de los periódicos del magnate de la prensa William Randolph Hearst [1] para iniciar la Guerra Hispano-Americana [2]. Posteriormente, los artículos de los diarios de Hearst resultaron ser totalmente inventados [3].

En cuanto a los «artículos de prensa creíbles» a los que se refiere el general Mattis, estos se basan en las declaraciones de la ONG británica White Helmets (Cascos Blancos). Presentados como una «asociación humanitaria», los «Cascos Blancos» en realidad son parte del conflicto ya que han participado oficialmente en varias operaciones de guerra, como la que cortó el abastecimiento de agua a los 5,6 millones de habitantes de Damasco, la capital siria, durante unos 40 días [4].

Varias horas antes del bombardeo occidental, Rusia y Siria habían publicado las revelaciones de dos testigos oculares, presentes en el hospital de Duma durante el supuesto ataque químico. Estos testigos revelan que todo fue un montaje y que el «ataque químico» nunca tuvo lugar [5].

Exactamente igual que en siglo XIX, hoy es perfectamente posible encontrar periodistas que se presten para manipular los Estados o un tribunal internacional y para empujarlos a derrocar gobiernos o a bombardear otros Estados.

Es por eso que una parte de la prensa reclama el título de «Cuarto Poder», aunque se trata de un poder que, al no provenir de ninguna elección, es ilegítimo.

Los medios de difusión que disponen de esa capacidad pertenecen a grandes magnates capitalistas que además están estrechamente vinculados a los políticos, quienes afirmarán después haber sido engañados por sus «artículos creíbles». Por ejemplo, el ya mencionado magnate de la prensa estadounidense William Randolph Hearst mantenía estrechas relaciones con el presidente William McKinley, quien ambicionaba iniciar la guerra contra España para arrebatarle el control de Cuba y de Filipinas, lo cual hizo finalmente.

Al término de la Segunda Guerra Mundial, la Unión Soviética y Francia lograron que la Asamblea General de la ONU adoptara una serie de resoluciones que condenan la propaganda de guerra [6]. Los países miembros de la ONU incluyeron el contenido de esas resoluciones en el derecho nacional de sus Estados. Por consiguiente, los periodistas que se dedican a la propaganda de guerra deberían ser enviados a los tribunales… teóricamente. Pero en la práctica sólo los Estados pueden iniciar ese tipo de acciones judiciales.

En definitiva, la propaganda de guerra está prohibida… pero el derecho nacional aplica esa regla sólo a los periodistas de oposición incapaces de desatar conflictos y no a los Estados que los emprenden.

Fuente.

[1] Citizen Hearst: A Biography of William Randolph Hearst, W. A. Swanberg, Scribner’s, 1961.

[2] El autor se refiere a la intervención de Estados Unidos en la guerra de independencia de Cuba contra el colonialismo español. Contrariamente a la visión vehiculada por los historiadores estadounidenses, aunque Estados Unidos se puso del lado de los independentistas cubanos, la intervención estadounidense arrebató a los patriotas cubanos la victoria militar que ya habían garantizado sobre España. La intervención estadounidense frustró la proclamación en Cuba de una República basada en los ideales que los independentistas cubanos, reunidos alrededor del Partido Revolucionario Cubano, habían enunciado en el Manifiesto de Montecristi. Para más detalles ver Guerra hispano-cubano-estadounidense. Nota de la Red Voltaire.

[3] Public Opinion and the Spanish-American War: a Study in War Propaganda, Marcus Wilkerson, Russell and Russell, 1932. The Yellow Journalism USA, David R. Spencer, Northwestern University Press, 2007.

[4] «Una “ONG humanitaria” corta el agua a 5,6 millones de civiles», Red Voltaire, 7 de enero de 2017.

[5] «Testigos oculares revelan montaje del “ataque químico” de la Ghouta», Red Voltaire, 13 de abril de 2018.

[6] «Los periodistas que practican la propaganda de guerra tendrán que rendir cuentas», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 14 de agosto de 2011.

jueves, 12 de abril de 2018

OXFAM, UNA ORGANIZACIÓN DEL GLOBALISMO PLUTOCRÁTICO

Oxfam Internacional es una organización  que, si bien en casos particulares puede efectuar un bien, en líneas generales, su accionar responde a las agendas geopolíticas de las élites supranacionales y a las  oportunidades económicas de los  activos de las redes globalistas.
El embrión histórico de la entidad se ubica en la ciudad de Oxford, cuando en el año 1942 se conformó el Comité Oxford para Alivio del Hambre, integrado por destacadas referencias intelectuales, religiosas y del activismo social del momento.
Conforme a lo consignado por Oxfam “El grupo hizo campaña para que los suministros de alimentos se enviaran a través de un bloqueo naval aliado a mujeres y niños hambrientos en la Grecia ocupada por el enemigo durante la Segunda Guerra Mundial”. [1]
Uno de sus ejes humanos fue el Profesor Gilbert Murray, nacido en Australia, hijo de Terence Aubrey Murray, Caballero de Su Majestad Británica. Gilbert Murray, un erudito de la literatura clásica y docente en la Universidad de Oxford desde 1908, fue un defensor enérgico y entusiasta de la Sociedad de Naciones, llegando a ocupar prominentes cargos en la asociación británica  Unión de la Sociedad de las Naciones y en el Instituto Internacional de Cooperación Intelectual, antecedente de la Unesco. Forjó y usufructuó innumerables relaciones con personalidades de todo el mundo, destacándose la amistad con el novelista HG  Wells, difusor del socialismo plutocrático masónico.
Murray estaba adscripto al liberalismo internacional, manteniendo el espíritu del Imperio Británico, tal y como lo exponen sus libros, artículos, conferencias y sus actividades de relaciones internacionales. El Comité Oxford en todo momento  trabajó mancomunadamente con la Sociedad Fabiana, compuesta  por sectores del capitalismo británico y muy estrechamente vinculada a las familias internacionalmente plutocráticas como los Rothschild y Rockefeller. En su sitio web, el actual directorio de la Sociedad Fabiana, la describe de la siguiente manera:
  • La Sociedad  Fabiana es el grupo de expertos políticos más antiguo de Gran Bretaña. Fundada en 1884, la Sociedad está a la vanguardia del desarrollo de ideas políticas de izquierda.
     
  • La sociedad fue uno de los fundadores originales del Partido Laborista y está constitucionalmente afiliada  al partido como  Sociedad Socialista.
     
  • La sociedad es una institución miembro de la  Fundación para Estudios Progresistas Europeos  (FEPS). FEPS es una fundación política socialdemócrata independiente de toda la Unión Europea, afiliada al  Partido de los Socialistas Europeos  (PSE). Su objetivo es establecer una encrucijada intelectual entre la socialdemocracia y el proyecto europeo, y es una plataforma para las ideas, trabajando en estrecha colaboración con sus miembros en más de 40 fundaciones políticas nacionales y centros de investigación.
La Sociedad Fabiana constituyó en 1895 la London School of Economics, institución educativa de élite de la cual egresaron  notorios súper-capitalistas como David Rockefeller y George Soros.
La Sociedad Fabiana  también exhibe como socio  a The Guardian, periódico de la esfera de influencia de George Soros, y mantiene un trabajo colaborativo con Oxfam. [2]
Oxfam, institución “confederal” que en la actualidad tiene presencia activa en 90 países, ha venido recibiendo aportaciones monetarias de la Fundación Rockefeller y sosteniendo un ininterrumpido  intercambio de personal entre ambas asociaciones, como es el caso de Ashvin Dayal, vicepresidente asociado y director de la región Asia de la Fundación Rockefeller. Anteriormente Dayal prestó funciones en Oxfam. [3]
Otra estructura que es fundamental en la proyección de los planes del Atlantismo y del Mundialismo en general es  Chantam House (Instituto Real de Asuntos Internacionales), que también recibe recursos humanos de Oxfam, señalándose en ello al investigador  Richard King, quien llegó a desempeñar el rol de subdirector en Oxfam Gran Bretaña y ahora reviste funciones en Chantam House. [4]
Prosiguiendo en la narración de instituciones no gubernamentales que sirven para la manufactura del Atlantismo y del Mundialismo y que tienen nexos con Oxfam, mencionamos  al Council British, el cual es un instituto cultural que promueve el liderazgo global de Gran Bretaña, cubriendo sus actividades con financiamiento diverso, destacándose la ayuda pública estatal del Reino Unido, la cual le otorga el 15 % de sus ingresos y se enorgullece de tener como socios estratégicos a Oxfam y a Open Society.
También tiene conexión de manera directa con Oxfam la red del magnate Soros. Como administradora regional  del Programa Latinoamérica de la Open Society, se encuentra Cathy Ross, quien trabajó entre 1995 y 2005 en el Programa Amazon de Oxfam América [5]. Otros ex Oxfam que navegan en las aguas institucionales de Open Society, son Phil Boomer, quien, durante 18 años, trabajó en Oxfam y, actualmente,  es director ejecutivo de  Business & Human Rights Resource Center, que tiene a la fundación de George Soros como uno de sus donantes [6]; la economista social y activista de la ideología de género Naila Kabeer y el también economista  Ibrahima Aidara que en Oxfam América se desempeñó en la Oficina Regional de África Occidental y en Open Society lo hace en Iniciativa para África Occidental, entre otros. Durante años, Oxfam, especialmente su capítulo América,  captó millones de dólares provenientes  de George Soros. En los Estados Unidos, Oxfam emprende una cruzada  antitrumpiana llegando a implementar la iniciativa de alquilar la casa donde vivió hasta los cuatro años de edad, el presidente estadounidense, Donald Trump, para colocar allí a refugiados  de Somalia, Vietnam y Siria. [7]
Las aberraciones sexuales cometidas en distintos países por  empleados de Oxfam, fueron  denunciadas en tiempo y en forma,  pero las autoridades de la organización prefirieron mirar para otro lado en clara actitud de encubrimiento.
El medio periodístico que con marcado impacto vino desvelando en los últimos cuatro meses  los delitos sexuales-orgiásticos-sodomíticos de elementos de Oxfam es el Sunday Times, propiedad de Rupert  Murdoch, magnate sionista, amigo del yerno de Trump, Jared Kushner, socio coyuntural de la administración trumpiana y aliado del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. Murdoch y Netanyahu están  seria y gravemente enfrentados a George Soros por espacios de poder y de dinero y por el  tipo de futuro para Israel y el mundo entero. Entre ellos se acusan de ser maestros de marionetas. Esas facciones en conflicto  remedan el Janucá histórico y, debido a esa fricción, hay  que esperar la generación de sucesos muy importantes a escala mundial.
Cuando concluíamos el presente artículo, nos enteramos de la detención por parte de las autoridades judiciales de Guatemala  del presidente de Oxfam Internacional, el economista guatemalteco, Juan Alberto Fuentes Knight, acusado de corrupción gubernamental en ese  país centroamericano cuando era  titular  de Finanzas Públicas  del gobierno del expresidente Álvaro Colom (2008-12), siendo éste  también arrestado por la misma razón que el directivo de Oxfam.
Fuentes  Knight  se inició en el cargo de Oxfam en 2015  después de haber ocupado otros puestos en la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de la ONU y se manifiesta partidario de la labor del ex-presidente estadounidense Barack Obama.
En su país, es  uno de los fundadores del Movimiento Semilla, colectivo político-social denunciado por recibir apoyo de polos sorosianos.
La administración de Colom se caracterizó, entre otras notas, por tener  vínculos significativos con actores del circuito Soros y por haber  abogado en 2011,  en el marco de la Asamblea General de la ONU, por la creación de un estado palestino en coexistencia con el israelí. En esa línea, estaba en franca sintonía con el programa de Soros/Obama/Shimon Peres y con la postura asumida por muchos altos cargos de Oxfam, aunque la asociación manifestó que institucionalmente no está en contra de Israel,  ni tampoco propicia el boicot a productos israelíes. Pero para algunos sionistas, Oxfam engaña y produce contenidos y acciones que atentan contra los intereses de Israel.
El actual mandatario guatemalteco, Jimmy Morales, quien a inicios del presente mes, se reunió con Donald Trump, dispuso , en diciembre 2017, que Guatemala reconociera a la ciudad de Jerusalén como propiedad histórico-política-jurídica del estado de Israel, reafirmando su alianza con el clan Netanyahu.
Viene  muy bien el conocimiento público del escándalo Oxfam para desenmascarar a la organización  como brazo  de determinadas élites crematísticas internacionales a la vez que protectora de las corrupciones de sus miembros.
Notas:

jueves, 5 de abril de 2018

Soros abre en Barcelona su primer centro de operaciones para Europa



La Open Society Foundations, la fundación del multimillonario George Soros ha abierto en Barcelona su primer espacio en Europa pensado para acoger las actividades de entidades dedicadas a promover la inmigración masiva y las tesis globalistas.

El director regional para Europa de la fundación, Jordi Vaquer, ha explicado este viernes en rueda de prensa que aunque hasta ahora trabajaban en una oficina en el Raval, el nuevo espacio, bautizado como ‘Espai Societat Oberta’, permitirá “implicarse mucho más con la ciudad de Barcelona”.

Se trata de un edificio de cuatro plantas, situado en el distrito de Sant Gervasi, cuya planta baja acogerá las actividades sociales, educativas y artísticas y relacionadas con los derechos y las libertades de las entidades con las que trabaja la fundación.
“Es un espacio que ponemos a disposición de las entidades, con el objetivo de que sea un punto de encuentro entre diferentes luchas que a menudo no interactúan, pero también queremos que sea un espacio empoderador”, ha asegurado Vaquer, que ha manifestado su voluntad de que el edificio “sea de las entidades” con las que ya trabajan y “de las que un día puedan implicarse”.
Según la fundación, el espacio está concebido como “un lugar abierto para exhibir proyectos artísticos, culturales y sociales” que tengan relación con los ámbitos de actuación de la Open Society Foundations: la lucha contra las discriminaciones, las libertades civiles, el control del poder y la innovación participativa.

Vaquer ha destacado la importancia de “poner el acento en la discriminación del pueblo gitano, de las personas migradas, de los musulmanes y también de los ‘afrodescendientes” y ha subrayado las actuaciones alrededor de las libertades civiles, que quieren poner atención a temas como los abusos en política antiterrorista, en las malas prácticas policiales o en la situación de los ‘alertadores’, funcionarios que denuncian la corrupción.

¿Quién es y qué defiende Soros?
Hoy George Soros, nacido en Hungría como György Schwartz, es una de las más grandes fortunas del planeta y ha hecho de la vocación mundialista del esperanto su norte vital. Su origen judío resulta apenas relevante en lo teológico pues siempre se rigió por impulsos materiales. Su patria espiritual, Israel, le acusaba hace unos años de financiar “el odio al Estado de Israel” a través de sus fundaciones. El portal DCLeaks hacía públicos el pasado verano varios miles de documentos en los que figuraban donaciones millonarias a “organizaciones anti israelíes”.

No es más querido en Hungría, país en el que vió la luz un 12 de agosto de 1930. El presidente del país magiar, Viktor Orbán, es uno de los pocos líderes mundiales que ha levantado la voz contra el magnate, contra el que libra una batalla por completo desigual a cuenta de la crisis de los refugiados. Si Soros reconoció estar detrás del impulso migratorio hacia Europa, Orban es el principal valladar continental. El conflicto, hasta en el desequilibrio de fuerzas, es la metáfora contemporánea entre mundialismo y soberanismo, desarraigo y nación, y para algunos, incluso entre materialismo y religión.

Putin es, como Orbán y ahora también Trump, otro elemento desestabilizador para el proyecto mundialista. A ojos de Soros, “Putin es una amenaza mayor para Europa que el ISIS”. No es pues, extraño, que el magnate apoyará a los ucranianos en su guerra con Rusia. Por su parte, Putin expulsaba a Soros y a todas sus organizaciones de Rusia. Y lo propio ha empezado a hacer Orbán: 
“(Soros) sirve a los intereses globalistas y fuerza la correción política sobre las naciones-estado”
Discípulo de Popper y ascenso meteórico en las fiananzas neoyorkinas

El que estaba llamado a ser el mesías del mundialismo sobrevivió, siendo aún un niño, a la II Guerra Mundial, que en Budapest llegó a librarse casas por casa. Con Hungría aún en ruinas el joven Soros emigró al Reino Unido, donde estudiaría Filosofía y Economía con el que iba a convertirse en su principal influencia intelectual: Karl Popper.

Tras graduarse comenzaría una vertiginosa carrera como hombre de negocios y especulador financiero que le llevaría hasta los Estado Unidos en 1956. Allí trabajaría en temas de arbitraje, análisis financiero y hasta elaboraría una teoría socioeconómica propia: la reflexividad. Compraba y vendía, invertía y recogía beneficios, casi siempre con éxito. Su ascenso fue meteórico en el mundo de las finanzas norteamericano; en 1963 entró a formar parte de uno de los más importantes bancos de inversión del mundo, el neoyorkino “Arnhold and S. Bleichroder”. Durante una década ocupó diferentes puestos de alta dirección hasta llegar a vicepresidir la compañía. Y fue en este momento cuando decidió poner la primera piedra de su futuro imperio: Grupo Quantum, hoy una plataforma de ingeniería financiera de alcance planetario que opera desde las Antillas holandesas.

Capitalismo especulativo vestido de filantropía

Y es a través de la batería de capitales especulativos de Quantum desde donde empieza a actuar políticamente. Las operaciones contra el sovietismo en Europa del Este (respaldó al sindicato Solidaridad en Polonia, la Revolución de las Rosas en Georgia o la Carta 77 en Checoslovaquia) constituyeron la primera fase del gran proyecto ‘sociedad abierta’, esto es, un mundo sin fronteras ni soberanías nacionales en el que el movimiento de personas, y sobre todo de dinero y mercancías, no estuviera sometido a restricciones nacionales.
Soros ha dedicado miles de millones de dólares a poner las bases de la sociedad abierta en todo el mundo, dineros las más de las veces presentados como “donaciones” para causas “educativas” y de “derechos humanos”. Todo ello sin abandonar la especulación financiera. Durante el conocido como “miércoles negro” del Banco de Inglaterra -16 de septiembre de 1992-, Soros obtuvo unas ganancias de más de 1000 millones de dólares. El Estado inglés perdió 3400 millones de libras.

En 1993 Soros ya no disimula su vocación de ingeniero político mundial y, además de ocupar un asiento del consejo directivo del Council del influyente Foreign Relations, crea su hoy celebérrima “Open Society Foundations”, un entramado financiero-empresarial presente en 39 países y con un presupuesto anual de 900 millones de euros que persigue, ya a las claras, la consolidación de la “sociedad abierta” descrita por su maestro Popper en “La sociedad abierta y sus enemigos”.

“Soros es potencialmente más peligroso que una bomba nuclear”

Ultraliberal en lo económico y ultraprogresista en lo moral, Soros financia desde movimientos favorables a la legalización de la marihuana, hasta sociedades proabortistas, pasando por movimientos LGTB u ONGs promigratorias. Todas ellas constituirían los pilares ideológicos sobre el que se sostendría el gran proyecto de nuevo orden mundial. Un futuro -¿presente?- gobierno único, de inspiración materialista y dirigido por élites económicas internacionales.

En el bestseller “The new Reagan revolution” (2011), el periodista Jim Denney describía con estas palabras al mesías de origen húngaro: 
“Soros es potencialmente más peligroso que una bomba nuclear. Actúa en la sombra y con determinación usando su dinero y poder para manipular nuestra economía y sistema político. Un misil nuclear puede destruir una ciudad. George Soros puede destruir nuestro estilo de vida”.
Fuente.

viernes, 30 de marzo de 2018

Cómo el cannabis ha ayudado a millones de personas en todo el mundo



La marihuana es un tema que está experimentando diferentes sentimientos en la sociedad actual. De ser un tema prohibido, casi tabú, ha pasado a situarse en una posición más tolerante en todo el mundo. De hecho, un síntoma de su cambio se ve reflejado en la proliferación de grow shop en diferentes ciudades españolas. Quizás, esa nueva visión del cannabis esté relacionada con una mayor visibilidad con respecto a la información sobre sus usos terapéuticos y aplicaciones en el ámbito médico.

El cannabis es una sustancia que tiene una larga tradición en Asia Oriental. Hace más de 8.000 años que se consumía en China, por ello, no es de extrañar que el consumo más frecuente y antiguo de la planta se sitúe en países orientales. A pesar de ello, la marihuana se ha extendido a lo largo de todo el planeta. Sin ir más lejos, en España sus consumidores se sitúan entre unos 50.000 y 100.000 actualmente, según cifras del Observatorio Español de Cannabis Medicinal. Un uso completamente enfocado al ámbito terapéutico, aunque de manera clandestina por la legislación vigente en el país.

El consumo medicinal de la planta se abre paso de manera lenta pero constante. En Europa, países como Alemania, Italia, Austria, Polonia, República Checa, Países Bajos, Croacia, Macedonia y Bélgica ya han aprobado legislaciones para legalizar su uso terapéutico. Por su parte, en Estados Unidos diferentes estados también han legalizado su consumo, aunque cada uno con sus diferentes particularidades en cuanto a su control. Finalmente, en América Latina, Uruguay se ha posicionado como el gran referente en este terreno, al situarse como el primer país del mundo en la que la venta y producción de marihuana se encuentra en manos de un organismo público. Países como Argentina, México, Colombia y Perú también cuentan con legislaciones para el consumo medicinal del cannabis.

Composición de la marihuana terapéutica

Como cualquier droga, el abuso del cannabis provoca efectos nocivos para la salud a largo plazo. Sin embargo, su uso medicinal tiene un gran valor frente a enfermedades terminales y trastornos neuronales degenerativos. El factor para tener en cuenta en su uso terapéutico se encuentra en su composición. Mediante distintas técnicas de cultivo se han podio aislar unos 70 tipos que presentan una estructura química de tipo cannabinoide extraídos de la marihuana. Compuestos químicos que actúan sobre los receptores cannabinoides que se encuentran en el sistema endocannabinoide del cuerpo humano. Estos receptores se conocen como CB1 y CB2. Ambos se ubican en diferentes áreas del sistema nervioso y del cerebro.

Los cannabinoides más conocidos en lo que respecta al uso medicinal y que se encuentran en la marihuana son el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD). Ambos son los más abundantes en la planta en una proporción que va desde el 12-25% de THC y 1-4% de CBD. Mientras que el primero es un compuesto psicoactivo, es decir que actúa sobre el sistema nervioso central llegando a provocar alteración del estado de ánimo, el comportamiento, la percepción o la cognición, el CBD se considera no psicoactivo. La resina producida por la planta es la que verdaderamente contiene estos compuestos.

Beneficios paliativos en el cáncer

Los cannabinoides del cannabis han demostrado un gran efecto paliativo para combatir los efectos secundarios de la quimioterapia como las náuseas y los vómitos. La pérdida de apetito es otra de las causas secundarias de esta técnica terapéutica, que puede causar anorexia. Diferentes estudios también han demostrado que el THC es capaz de sustituir a la ghrelina, también conocida como la hormona del hambre. De esta forma, activa a los receptores generando un estímulo en el cerebro que produce esa sensación de hambre en los pacientes.

Más allá de los cannabinoides naturales de la marihuana existen otros sintéticos como el Dronabinol, también conocido como Marinol. Se trata de un derivado sintético del THC autorizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos. El fármaco se utiliza contra la pérdida de peso en pacientes de VIH y frente a los vómitos generados por la quimioterapia.

Otros usos terapéuticos

El cannabis también actúa como analgésico en enfermedades como la esclerosis múltiple. De hecho, la Agencia Europea del Medicamento aprobó varios fármacos para tratar la espasticidad resistente originada por la enfermedad. Se trata de un trastorno que provoca rigidez muscular y espasmos involuntarios, dificultando la movilidad de la persona y provocando dolor. Según un estudio clínico realizado a 30 sujetos adultos con esta enfermedad llevado a cabo en la Universidad de California en 2013, el cannabis superaba al placebo y reducía los síntomas y el dolor de la espasticidad resistente.

Finalmente, los cannabinoides de la marihuana también tienen efecto frente a los espasmos y contracciones provocadas por enfermedades como el párkinson o la epilepsia. Por otro lado, el THC puede hacer desaparecer los tics originados en el síndrome de Tourette. Además, hacen frente a la depresión y la ansiedad, junto con la capacidad de proteger neuronas en ictus o traumatismos craneoencefálico. A pesar de todos sus usos terapéuticos, las sustancias nocivas del cannabis siguen presenten, causando efectos secundarios sobre la salud.

jueves, 22 de marzo de 2018

El verdadero precio de operarse de la vista con láser y las lentes intraoculares: estafa generalizada

La publicación on line El Confidencial ofrece un reportaje sobre los daños en la visión que pueden provocar las intervenciones quirúrgicas con láser. Lo hace bajo el título de Agujas en los ojos y destellos nocturnos: el precio de la cirugía para librarse de las gafas. Los afectados, muy numerosos, hablan de “estafa generalizada”.

Hace ya dos años que entré en contacto con Alejandro López, coordinador de la Asociación de Afectados por Intervenciones de Cirugía Refractiva (Asacir) y en esta entrevista que le hago explica cuales son los daños y secuelas crónicas de intervenciones en la vista como la operación con láser o las lentes intraoculares. Es impresionante el negocio que hay montado también en oftalmología y sin evidencias (pruebas) científicas.

He de confesar que el caso de las personas afectadas por operaciones de vista con láser me ha tocado la fibra quizá más que ningún otro caso de los muchos que conozco desde que hace 17 comencé a investigar la corrupción en el ámbito de la salud.

Soy miope desde que en el colegio no veía bien la pizarra y durante estos años en ocasiones ha surgido la conversación sobre operarme con láser, lo que se conoce como cirugía refractiva.

El relato de las personas afectadas es escalofriante, como podéis leer en ese post de testimonios. A lo largo de estos dos últimos años he recibido bastantes más historias similares. Pienso, como he escrito en otras ocasiones, que no estamos ante un caso de negligencias concretas sino de un negocio impulsado con pocas pruebas científicas de su eficacia y seguridad y con evidente ocultamiento de información.

Las mayores quejas de estas personas con secuelas es la falta de información relativa a efectos secundarios de las operaciones. Por lo general, los oftalmólogos les ponen todo muy bonito, explicándoles los éxitos y beneficios de operarse pero minusvalorando las posibles reacciones adversas. Las secuelas son muchas más de las previstas. Por suerte, hay médicos que están denunciando este asunto:
Lo más común son córneas deformadas e irregulares que provocan visión borrosa y distorsionada, aberraciones de alto orden, fluctuación o inestabilidad, pérdida visual en ambientes de poca luz, etc. También es frecuente encontrarse con una superficie ocular comprometida que origina sequedad crónica, dolor ocular y dolores de cabeza crónicos“.
Pese a encontrarse mal de la vista, en Asacir están haciendo un buen trabajo de divulgación del problema. Han llegado a denunciar a alguna clínica muy conocida por hacer publicidad encubierta de sus operaciones en una televisión pública. Y como también hemos publicado, algunas clínicas han optado por la intimidación y la “persecución” de quienes son sus víctimas.

Lo que más me ha llamado la atención de lo difundido por El Confidencial es esto, que me parece bárbaro y de una insensibilidad…:
La situación la describía, en el marco de una charla informal con otros médicos, el reconocido oftalmólogo Juan A. Durán durante el Congreso Facoelche de 2013: ‘Estamos haciendo más laxas alguna indicación, y esa laxitud va aumentando a lo largo del día cuando llevas 3 o 4 negativas; y al último, ‘lo siento, te ha tocado’ porque tengo que pagar a fin de mes”.
Este comentario del director Médico del Instituto Clínico-Quirúrgico de Oftalmología y catedrático de la Universidad del País Vasco no parecía sorprender en una mesa redonda repleta de reputados oftalmólogos donde se hablaba sobre los efectos de la crisis económica en el día a día de sus clínicas privadas. Preguntado el aludido por sus palabras, declara en el periódico:
Es una manera de hablar y no es la práctica general, porque al final a una persona que haga eso muchas veces se le va al garete la consulta’.

Las operaciones de cirugía refractiva mediante láser o por implantación de lentes intraoculares tiene precios que oscilan entre 1.500 y 3.000 euros, claramente es un buen negocio y eso está llevando a que algunos médicos dejen la ética por el camino y pongan en riesgo a sus pacientes con operaciones en muchas ocasiones innecesarias.

No todo el mundo puede operarse pero, como cuentan en el reportaje los responsables de Asacir, en España se opera unas tres veces más que la media europea y, en algunos casos, sin ser del todo recomendable. La curvatura y el espesor de la córnea, la falta de suficiente lágrima en la superficie corneal (el ya citado ojo seco) o incluso la profesión a la que se dedica el paciente influyen a la hora de decidir si es apto o no para la intervención.
Estamos convencidos de que se opera a gente que no cumple estrictamente con los requisitos previos por cuestiones meramente económicas”, sentencia Vila.
Los afectados están pidiendo que dejen de hacerse este tipo de operaciones y denuncian que es una “estafa generalizada”. Como mínimo lo que hay que hacer es garantizar que quienes deban operarse tengan TODA la información con anterioridad. En eso estamos.

Fuente.

lunes, 19 de marzo de 2018

‘Estado paria’, el plan de Estados Unidos para Rusia

Tiene toda la pinta de que lo próximo en el acoso y (anhelado) derribo de Rusia en la arena internacional será el intento de arrebatarle su puesto de miembro permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, que comparte con Estados Unidos, China, Gran Bretaña y Francia.

En el Consejo de Seguridad, precisamente, Rusia ha presentado un borrador de resolución en el que pedía una investigación “urgente y civilizada” sobre el envenenamiento del ex doble agente Sergei Skripal en Salisbury. En palabras de Fedor Strzhizhovskiy, portavoz de la misión rusa en Naciones Unidas, el proyecto propone una investigación “en línea con las normas de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas”. Gran Bretaña ha interpuesto su ‘nyet’.

Visto desde fuera, no parece que haya excesivo interés en resolver el asunto de forma negociada y pacífica. Estados Unidos, cuyo cesado secretario de Estado, Rex Tillerson, ya dijo que no tenía la menor duda de que el asesinato era cosa de los rusos, ya ha anunciado una ampliación de las sanciones. Y el objetivo parece ser el aislamiento definitivo de Rusia, su conversión en un ‘Estado paria’ en la comunidad internacional. Al gobierno alemán de Angela Merkel le ha faltado tiempo para cerrar filas con Londres. Su ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, ha declarado que “ahora es fundamental posicionarse firmemente con Gran Bretaña”. Macron, tres cuartos de lo mismo.

Pero nada cuadra. Si, como aseguran, se sabe que el agente químico utilizado era el equivalente a dejar un made in Russia sobre el cadáver, ¿por qué lo usó el Kremlin? Ni siquiera es algo que mate rápidamente o sin dejar rastro. ¿No valía una puñalada, ahogarle con una bufanda, envenenarle con una sustancia más inmediata y menos sofisticada que no llevara el sello ruso? ¿Y Yulia, la hija de Skrigal? Vive en Moscú. Los hombres de Putin han tenido todas las oportunidades del mundo para deshacerse de ella de mil discretas maneras. ¿Por qué hacerlo en Salisbury?

Tampoco es cierto, como se está diciendo, que el misterioso ‘novichk’, la sustancia de la discordia, solo se conozca en Rusia. Su inventor, Vil Mirzayanov, que por cierto vive en Estados Unidos, describe su elaboración en un libro publicado en forma de memorias en 2008. Cualquiera con conexión de Internet y conocimientos de química puede reproducirlo. En Salisbury, lugar de los dos decesos, por cierto, está el suburbio de Porton Down, que alberga el vigiladísimo Laboratorio de Tecnología y Ciencia para la Defensa.

Las nuevas sanciones americanas, oficialmente, no tienen nada que ver con este asunto, sino que son consecuencia de la investigación de Robert Mueller sobre la ‘trama rusa’. Recordarán que, después de tanto tiempo, Mueller se descolgó con una acusación contra trece particulares y organizaciones rusas por ‘injerencia’ en las pasadas elecciones presidenciales. Pero todo parece parte de un mismo -y peligrosísimo- intento de marginar a Rusia en la escena internacional.

La apuesta es mayúscula. Si Putin la pierde, Rusia pasaría a ser una especie de gigantesca Corea del Norte o Irán, y todo alineamiento con Moscú sería sospechoso. Si Estados Unidos y Europa pierden, si el resto del mundo no reacciona prietas las filas ni les sigue en esto, podría simbolizar el canto del cisne de la hegemonía americana en solitario. Veamos quién parpadea primero.

lunes, 12 de marzo de 2018

Los lobbies favorecieron la epidemia de opiáceos en EEUU, ¿hay que prohibirlos?

DERBLAUEMOND
@DerBlaueMond

Los “Lobbies” son muy populares en el sistema socioeconómico estadounidense, pero el debate sobre la conveniencia de su existencia y su regulación nunca ha dejado de acompañarles. No al menos en otros países como España que, a veces con recelo, a veces con intenciones de imitación, miran hacia unas figuras que algunos sectores llegan a considerar una suerte de institucionalización de la corrupción política.

Pero independientemente del eterno debate en torno a estas figuras que desempeñan su papel a la sombra del poder político, lo cierto es que hay casos y casos. En concreto el caso que analizamos hoy inclina la balanza hacia lo perjudicial para la sociedad en su conjunto, y apunta a las noticias que están surgiendo en torno al papel que han jugado los lobbies favoreciendo la dramática epidemia de opiáceos que asola EEUU.


De predicar los beneficios a sufragar la propaganda



Lo cierto es que, según publicó el canal de internet de negocios de FOX, cinco grupos farmacéuticos, que fabricaban analgésicos que incluían opiáceos entre sus principios activos, realizaron pagos por importes que superaban los 10 millones de dólares a médicos y grupos que apoyaban el uso de este tipo de medicamentos.

El origen de la información no era ninguna investigación periodística llevada a cabo por la propia cadena, sino que fue el mismo senado de Estados Unidos el que publicó un informe hace unos días en el que sacaba a la luz estas siniestras conexiones. El senador por Missouri, Claire McCaskill, afirmó que los destinatarios de estos pagos se alinearon con los objetivos del sector farmaceútico, y pueden haber desempeñado un papel determinante en la epidemia de opiáceos que asola el país norteamericano, y que sólo en 2016 provocó más de 40.000 víctimas.

Según McCaskill, estos grupos subvencionados por los pagos de la industria guiaron y realizaron labores de orientación para promocionar la prescripción de opiáceos como medicamentos paliativos para tratar el dolor crónico, y además ejercieron influencia para atajar las leyes que pretendían limitar su uso.


La epidemia que empezó ingiriendo analgésicos y acabó inyectándose heroína

Hace algunos meses, desde estas líneas analizamos ya el tema de la epidemia de opiáceos en USA desde un prisma económico, y cómo incluso la Reserva Federal de Estados Unidos estaba mostrando su honda preocupación por un tema que empezaba ya a afectar a las cifras macroecónomicas del país. Entonces ya les pusimos en contexto sobre las hondas raíces del problema, que ya les decíamos que se remontaban a la popularización de unos medicamentos que se volvieron de uso generalizado, cuando no deberían haber pasado nunca del uso excepcional.

Como les explicamos, muchos ciudadanos de la América interior fueron poco a poco y sin darse cuenta generando una adicción por estos fármacos, y cuando ya no podían conseguir más prescripciones médicas, pasaron a comprarlos en el mercado negro. Pero el coste de estos medicamentos en ese mercado es muy elevado, y muchos fueron pasándose a la heroína, que produce una sensación placentera similar.

Al principio la mortífera heroína resulta más barata, puesto que se puede conseguir un efecto estupefaciente similar al de los medicamentos por un coste mucho menor. Pero esta sustancia también opiácea es fuertemente adictiva, y el cuerpo además se acostumbra rápidamente a la dosis, que el adicto no puede parar de incrementar para mantener el mismo nivel de éxtasis sensorial y emocional.

Así Estados Unidos acabó viendo tristemente cómo de costa a costa sus pueblos y ciudades se poblaban de heroinómanos, que muchas veces eran personas ya maduras, padres y madres de familia, que caían en la telaraña de la adicción a las drogas más severa, dejando de lado sus obligaciones familiares y laborales, e inyectándose incluso en presencia de sus hijos pequeños.

Muchas zonas del país han sido finalmente devastadas por la droga, superando incluso las letales cifras de fallecimiento por sobredosis de la convulsa década de los ochenta, y alcanzando en ciudades como Baltimore la terrible marca de tener un 10% de su población convertida en heroinómanos. Analizamos esta y otras cuestiones ya en el artículo "El plan de Trump puede no funcionar: repatriar producción tal vez no cree tantos puestos de trabajo".


La respuesta de las farmacéuticas involucradas parece confirmar una relación (como poco) contaminada



En medio del escándalo que ya agita el sector desde hace bastantes semanas, es muy significativo que el movimiento de las farmacéuticas involucradas en este turbio asunto haya sido el de empezar a anunciar, hace unos días, que dejaban de promocionar el uso de opiáceos entre el colectivo médico. Entre ellas está Purdue Pharma, que hasta el momento había ocupado la censurable primera posición en estas acciones de "divulgación con incentivo", y siendo el mayor donante de fondos a la adictiva causa.

Fiscales federales ya han acusado a varios ejecutivos y empleados del sector de estar involucrados en un entramado que pagaba sobornos a facultativos médicos, a cambio de que prescribiesen a sus pacientes sus medicamentos. Estas acusaciones han afectado incluso al millonario John Kapoor, fundador de uno de los grupos farmacéuticos afectados, si bien esta acusación finalmente no se ha traducido en una condena en firme.

En todo caso, las farmaceúticas involucradas en todo este entramado al más puro estilo "lobby", en ningún caso han optado por negar las acusaciones ni demandar a los denunciantes. Esa reacción estarán de acuerdo en que es la que procedía si hubiese sido el caso de que tuviesen que lavar su imagen de acusaciones falsas y/o infundadas, pues son acusaciones que dañan enormemente su imagen pública. Pero no ha sido así, lo cual supone ya de por sí una aceptación total o parcial de las tesis de los fiscales federales.



El asunto de los opiáceos en USA reabre el clásico debate de los Lobbies

Independientemente de cuales sean las condenas finales (en caso de que las hubiere) a las farmacéuticas afectadas por estos procesos judiciales, hay que tener claro un punto: los tribunales están juzgando estrictamente si estas compañías cometieron algún delito con sus actuaciones promocionando los opiáceos. Pero lo cierto es que, fuesen ilegales sus actividades o no, no fueron éticas, especialmente tras sus graves consecuencias en la socioeconomía estadounidense.

La cuestión de fondo del análisis de hoy es si, a la vista de la sangría de muertes, desgracias personales, dramas familiares, y adicciones a una sustancia ilegal, si esas actividades de los lobbies, que buscan meramente un beneficio empresarial a toda costa, deberían ser ilegales o no. Está claro que, en este punto, la socioeconomía de USA y la europea son muy diferentes, y cada posición tiene sus puntos fuertes y débiles.

En todo caso, la dimensión política del tema en Estados Unidos está clara, pues los políticos deberían haber parado todo esto a tiempo, antes de que algunos pocos dramas personales se volviesen un drama social a gran escala. Pero ya expuso McCaskill que las farmaceúticas además ejercieron también influencia para atajar las leyes que pretendían limitar el uso de estos opiáceos.

Un punto fuerte de los estadounidenses es que allí la rentabilidad es una máxima que a veces falla a este lado del Atlántico. Sin embargo el siniestro lado negativo de esta máxima capitalista es que, a veces, se pasa del encomiable "buscar siempre la rentabilidad económica" al degenerado "todo vale para rentabilizar cuanto más mejor". Porque ese "todo vale" debería ser un simple "vale de rentabilidad a costa de todo". Una vez más la justa medida está en un equilibrado punto medio fácil de exponer y difícil de alcanzar.

No sabría decirles desde estas líneas si hay que prohibir los lobbies o no. Pero lo que tengo muy claro es que, para nuestra desgracia, su actividad es inherente a la naturaleza de (siempre) demasiados de nuestros políticos. Salvando las grandes distancias, el hecho es que la dicotomía teórica a la que nos enfrentamos tiene en este aspecto concreto similitudes con la de la prostitución: se prohiba o no se prohiba, siempre va a seguir existiendo de una manera u otra.

Y podemos afirmar sin ambages que, al igual que la prostitución es el oficio más viejo del mundo, la actividad de los lobbies es el oficio más antiguo de las sociedades con sistema político. Al fin y al cabo, la corrupción es la prostitución de la profesión política, que vende sus favores al mejor postor: demasiados casos de "influencia" de los lobbies acaban en ese oscuro taller de engrasado a discreción.

Que eso se legalice y se regule o no es una mera cuestión de estética social y política. Pero al que cojan pasando de la raya del marketing, y entrando en la del engrasado de un entramado, debería sentir sobre sus hombros todo el aplastante peso de la ley. Y así sirve también de aviso a otros navegantes corsarios. Pero claro, como ese peso viene muchas veces de los mismos a los que engrasan, ahí está precisamente la raíz del problema. Y el coste de todo esto, puede una carísima dimensión humana como en el caso de la epidemia de opiáceos.

lunes, 5 de marzo de 2018

EL PLACEBO CURA Y LOS MEDICAMENTOS MATAN



El Placebo cura y el medicamento mata, es lo que se desprende de esta conferencia del Catedrático de Farmacología Clínica del Hospital General de Alicante Dr. José Francisco Horga de la Parte, amparándose en convincentes estudios científicos, ocultados por una industria farmacéutica insaciable y por autoridades sanitarias irresponsables.
El placebo (medicamento simulado) para Artrosis, resulta ser más efectivo que el Paracetamol, Aspirina, Ibuprofeno, Voltaren, etc.

Y no solo eso sino que estos últimos provocan miles de muertes por hemorragias gástricas, Infartos y demás enfermedades cardiocirculatorias.

Es más, denuncia que en España no se receten medicamentos (complementos alimenticios), que sí pueden ayudar a regenerar la Artrosis y paliar el dolor sin casi efectos secundarios como son la Glucosamina y la Condroitina.

Ver esta afirmación y otras de mucho interés, en este enlace a vídeo completo de la conferencia.

Nuestra alternativa queridos lectores ya sabéis cual es para Artrosis y aún con menos efectos secundarios que el anterior tratamiento: Complementar la dieta con Cloruro de Magnesio y usar aceite de Marihuana por fuera (masajes) y por dentro administrado de forma sublingual y dieta alcalina.

Mas información sobre TESTIMONIOS de mejora o resolución de Artrosis y otras dolencias relacionadas en este enlace a Dulce Revolución.

Gracias Jose Francisco Horga por su honradez y por la claridad de su exposición.

Fuente.

lunes, 26 de febrero de 2018

Desmontando la industria de las ONGs feministas como herramienta de control social al servicio de la hegemonía globalista: ‘activismo’ subvencionado, ‘activismo’ comprado


El Departamento de Defensa de EEUU y las grandes corporaciones multinacionales financian una vasta industria de derechos humanos y la diversidad. Las campañas de concienciación sobre ambas funcionan como las bombas: atacan, explotan y tratan de destruir todo lo que está a su alcance
(Steve Haarink, -modificado levemente-)

FEMINISTAS POSTMODERNAS: CON LA IGLESIA DE GÉNERO HEMOS TOPADO

En las últimas décadas el negocio de las llamadas ONG’s (Organizaciones no gubernamentales -no se rían-) ha florecido de forma copiosa, curiosamente al calor del injerencismo militar y político de EEUU y la OTAN en todo el mundo. Y lo han hecho como novedosa arma “solidaria” de destrucción masiva ya que las llamadas empresas de caridad social no sólo actúan como agentes desmovilizadores ideológicos en zonas de aparente paz o de pobreza extrema sino que han resultado ser también un instrumento de propaganda muy hábil para reforzar las tesis bélicas de sus “sponsorizadores”. Se puede decir que el tradicional misionerismo católico ha ido dejando paso o coaligándose con los nuevos movimientos seculares de organizaciones sociales “no gubernamentales”, tenderetes manufacturados en su mayoría por intereses públicos y privados, imperialistas, de Occidente. Lo de “no gubernamentales” no es necesario decir que empieza a ser un chiste macabro.

Las ONG’s están funcionando como efectivas traficantes injerencistas de derechos humanos a gran escala, en coordinación con las élites políticas-oligárquicas de EEUU y la Europa de la OTAN, tanto si hay como no potenciales objetivos bélicos de Washington. Si los hay…la estrategia es denunciar primero la “represión” o vulneración de derechos humanos, exigiendo en algunos casos una “intervención militar humanitaria” y después, sobre el “terreno” se encargan de “inventariar” las violaciones de DDHH del “régimen” de turno, en una táctica previamente consensuada con sus amos imperiales. Esto es lo que ha sucedido, en los últimos tiempos, en países como Siria y Libia. Cabe señalar, por otro lado, que en naciones bajo control militar de EEUU, como es Afganistán, las ONGs sólo pueden operar bajo la autorización de la CIA y la OTAN.

La lista “Soros” del magnate norteamericano manejando a sus 226 marionetas en Europa ejemplifica el grado de corrupción de unas élites políticas que actúan no sólo bajo el manto protector del billonario progre de la CIA y de “revoluciones de color” nazis como el Euromaidan ucraniano, sino que utilizan como respaldo a una extensa red multinacional de ONGs, a su vez controladas por las agencias de inteligencia de Occidente a través de fachadas-fundaciones como la NED y numerosas corporaciones empresariales de multimillonarios financistas. Todo ello con el objetivo de mantener el “statu quo” capitalista imperante en el mundo bajo el engaño salvífico de los “derechos humanos”, la “justicia social”, la “diversidad sexual LGBTI” y el “feminismo postmoderno”.

Una de los frentes o caras del activismo ONG generosamente subvencionado por los Estados Occidentales para el control social del “divide et impera” capitalista es precisamente el de las organizaciones feministas agrupadas en torno a la progresía post-troskista, socialdemócrata o neoliberal postmoderna, quienes llevan pontificando durante los últimos años de forma enfermiza, en Occidente, una divinización de lo “feminista”, en particular, desde medios progres como Público o el de George Soros, ElDiario.es, donde colaboran especímenes como Barbijaputa, y también en el resto de medios con tendencias menos progres y más derechosas (ELPAIS, ELMUNDO, etc). Algo que hubiera revuelto las tripas a las iniciadoras de ese movimiento.

La mistificación de lo “feminista” se está haciendo en base a una colección de medias o completas verdades (las menos), anécdotas, mentiras, demagogia, datos en algunos casos falsos y un discurso donde aúnan sensacionalismo, falta a la verdad y menosprecio por el papel a desempeñar por el hombre en sus proyectos de radicalismo (sic) feminista. En el mundo del feminismo subvencionado el discurso debe estar en consonancia con las aportaciones dinerarias que el Estado y/o tus patronos billonarios te dan.

La invasión-invención de un nuevo lenguaje parasitario forma parte sustancial de los, las y “les” próceres del feminismo institucional y callejero. Uno de los alegatos teóricos más bobos y disparatados esgrimidos por el feminismo postmodernista consiste en que hay que despotenciar al hombre de la “masculinidad” puesto que es el resultado de un heteropatriarcado “opresor”. Es decir, la imposición consiste en que tú (como hombre) debes asumir tu rol histórico de “opresor” y luego, vía crucis feminista y despojado de tu masculinidad represiva, ya estarás en condiciones de ser el “hombre nuevo”, según los cánones exclusivistas de arianización feminista. Mientras tanto, eres y seguirás siendo culpable, al modo que la iglesia inoculó a sus súbditos durante largos siglos, de haber sido depositario del pecado original “machista” por ser hombre. Si te lo tomas en serio, esto no llega ni a la categoría de imbecilidad.

El otro pretexto utilizado es repetir de forma monótona e incesante algo que, en términos globales, es totalmente incierto por mucho que tiren de estadísticas (¡los que les pagan!): como es el hecho de que estemos, según las estridentes feministas bienpagás, inmersos en una cultura de la violencia machista (también de la violación, que esto ya es pura ficción), que existe un mar de desigualdad (cuando existen prácticas discriminatorias más o menos puntuales y en otro caso, se han legalizado abrumadoramente las “positivas” a su favor), que se está “cosificando” a la mujer por ser mujer (otro neologismo de chistera) y bobaditas para perder el tiempo tan risibles como que hay que destruir el concepto de “amor romántico”.

En definitiva, el argumento etnocentrista-feminista postmoderno consiste en que todo lo que le ocurra a una mujer proviene de la maldad masculina…porque cuestionar el sistema, la raíz de sus supuestos males, no lo hacen ni lo harán. Teatro de marionetas. Es más cómodo perder los estribos de la razón estando al servicio de una industria estatal de “género” que lanza alertas sobre cualquier actividad supuestamente “sexista” en cualquier foro o ámbito público-privado bajo la supervisión de las nuevas vigías de la moral sacerdotal-feminista. Por fantasear con nuevos patrones neolínguísticos que no quede. De ahí que hayan aparecido como setas términos como “micromachismos”, que consisten en microgilipolleces del tipo: pedí una cerveza y un mosto y el mosto se lo pusieron a ella (el que te equivoques está mal visto) o bien Pedrito le preguntó a Chema en vez de a Paquita que tenía más conocimientos que nadie…

Otro pleonasmo feminista esperpéntico, fabricado en EEUU, es el llamado “mansplaining”, es decir, cuando un “hombre le explica a una mujer cosas que ya sabe con la clara intención de mostrar superioridad”. Y yo me pregunto ¿cómo coño se llega a la conclusión de que ese hombre quiere mostrar su superioridad aria? ¿No cabe la posibilidad de que le esté enseñando, siempre educadamente, algo que ella no sabe? Y, en cualquier caso ¿no cabe la opción de pensar que el hombre pudiera estar actuando de buena fe? Y si se ha equivocado de su “terrible” error…¿no se le puede “amonestar” diciendo..”gracias pero ya lo sabía”? ¿Y si fuera al revés cómo lo llamaríamos? Lo fácil es construir terminología despectiva y victimista…que satisfaga a la propaganda de género. Luego están por la neurosis obsesiva con la corrección censora del lenguaje de si “tenían que haber dicho…intersexual en vez de homo erectus” o si hay azafatas en vez de azafatos, de si esta canción es “machista” y hay que vetarla…o si es necesario implementar una “economía feminista”….Mejor dejarlo porque, como diría un castizo, esto es demasié.

Cualquier crítica, cualquier matiz u observación alejada del consenso implica que el nuevo Santo Oficio feminista te excomulgue “a divinis”. Ante todo este “revival” de despotismo tardofeminista uno piensa, ¿pero estas señoras (ellas llaman ahora “señoros” a los hombres, otra memez con “animus iocandi” de las subvencionadas) podrían haber durado un telediario en países como la ex Unión Soviética y otros socialistas del Este de Europa? Deberían saber estas marionetas progre-liberales que en esos países los avances igualitarios no se hicieron con cuotas y subvenciones o apoyos del capitalismo de Estado, ni tampoco de financistas billonarios, sino que se construyó, impulsó y consolidó unitariamente (hombres y mujeres) y sí, muchas veces (si no la mayoría) esos avances fueron inspirados por hombres (que eran personas, no géneros, ¿algún problema?). Y sin un solo “Ministerio de igualdad” y otros organismos de control mangantes que tanto abundan en Occidente para mantener la división por sexos y, al mismo tiempo, cohesionado al rebaño en torno al sistema. Eso sí, te reivindican a Alexandra Kollontai, Victoria Kent o Rosa Luxemburgo para dárselas de sumas sacerdotisas del feminismo.

Los neoprogres occidentales protestan porque allí, en los países socialistas, no se construyó la igualdad de “abajo” a “arriba”, en plan asambleario 15-m, anarcoliberal-perroflauta, George Soros mediante o bajo la OTAN. En definitiva, no hubo propuestas-imposiciones de cuatro iluminadas para decir cuál era el mejor proyecto para construir el socialismo. Quede claro que uno de los santos dogmas de las feministas de hoy “la revolución será feminista, o no será” no es revolucionario, sino segregacionista, reaccionario, exclusivista y, diría, que hasta fascista. Eso sí, el que diga lo contrario es un “neomachista” de izquierdas. Su nivel. Toda esta ponzoña del feminismo con denominación de origen postcapitalista, con sus ideólogos y politólogos progres de la internacional feminista podemita y asociados, trabajando como disidencia controlada, ha sido importada desde EEUU como arma de destrucción masiva.

El problema de las feministas transversales postmodernas es que incluso para la consecución de sus objetivos mienten y se atreven a falsear datos porque la palabra “mujer” hay que deificarla y mistificarla a toda costa. Un ejemplo: no hace mucho una estridente representante de ese feminismo dijo que la mayoría de los migrantes que llegaban a Europa eran mujeres y era una vergüenza que no se “visibilizara” esta cuestión. Pero echando mano de estadísticas resulta que era todo lo contrario. La mayoría abrumadora de migrantes eran hombres. Pero como vende la industria de la “mujer” hay que seguir exprimiendo el limón del género (tonto).

El feminicidio es otra arma semántica arrojadiza del postmodernismo feminista que está haciendo fortuna entre los círculos progres. En Occidente, como tal, no existe ese fenómeno pero los grupos feministas están por la esquizofrenia y hacen tabula rasa para decir que hay feminicidio en países como España. Dicho término implica, según la definición que se puede leer en Internet, un “conjunto de acciones de extrema violencia y contenido deshumanizante, como torturas, mutilaciones, quemaduras, ensañamiento y violencia sexual”. Es obvio decir que ni en el 0.001 % de los casos de violencia contra mujeres en España se dan esos parámetros, lo que constituye una manipulación torticera y grotesca, una más, del feminismo de la enésima ola. Qué fácil, y desvergonzado, es vulnerar el sentido etimológico de una palabra para vender réditos de género y llenar la buchaca de pasta estatal.

Dicho concepto, feminicidio, sería aplicable, estrictamente, a países que tienen larga tradición “democrática” como Arabia Saudita, México y otros a los que Occidente nunca presta atención a sus DDHH o sistema político y si al financiamiento-apoyo de sus ejecuciones y asesinatos, donde hay connivencia del Estado para denigrar y ejecutar a mujeres, traficar con ellas o, incluso, se legisla la misma esclavitud de la mujer. Pero las feministas sponsorizadas no suelen vociferar mucho sobre estas cuestiones tan enraizadas, como están, algunas de ellas, por hacer campaña santificando a los grupos étnicos y su nueva obsesión contra el “hombre blanco heterosexual” (otra majadería).

Pero, un momento, ¿los hombres acaso no son víctimas de alguna injusticia en el mundo, visto el sesgo reduccionista al que ha llegado el hembrismo militante? Lo son y de muchas cosas, tantas que sería imposible relatarlas aquí. Y si tiras de hemeroteca alcanzaría a varios holocaustos. Por ejemplo ¿cómo habría que calificar el goteo incesante de muertes por accidentes laborales en España, donde los hombres superaron, el año pasado, en 20 veces, las víctimas mortales respecto de las mujeres? Veamos que dice el oficialismo para el año 2017:

ACCIDENTES DE TRABAJO MORTALES EN JORNADA LABORAL
Durante el periodo enero-noviembre 2017 se han producido 451 accidentes mortales en jornada de trabajo, registrándose 11 fallecimientos más que en el mismo periodo del año anterior.
Según sexo
De los 451 accidentes de trabajo mortales en jornada laboral, 430 afectaron a varones, mientras que 21 afectaron a mujeres
Ni un programa, medida urgente, juzgado contra la violencia laboral o consenso político para abordar esta sangría. Y así…como decía Francisco Umbral, en este plan. Pero ellas, las divinas de “género”, ahí siguen, montando sus partículares egos y circos narcisistas, como es el organizar una “huelga” exclusivamente de mujeres para el 8 de marzo de este año, para que veamos lo mal que lo pasa el mundo sin las feministas subsidiadas (ver párrafos más abajo que tiene tela marinera), liberadas sindicales unas cuantas, y sus acólitas cuando no ponen su culo en la oficina. En cambio, yo veo en la obra de enfrente todo hombres (en general, en toda la construcción). Y, ya se sabe, sin “ladrillo” el mundo si no se para….poco le falta. Que se lo digan a la “feminista” Koplowitz y su Fomento de Construcciones y Contratas.

No se le cae la cara de vergüenza al feminismo de cuota y despacho ante este tipo de convocatorias sexistas porque gozan de extraordinaria publicidad mediática para exhibir su bien calculado y variado victimismo. Exigen, que ante ese día de huelga contra los hombres (nunca jamás contra el sistema y los sindicatos que les amamantan) “nos ocupemos de todas las tareas que supuestamente hacen ellas”, incluido hacer esquirolaje laboral..vaya por dios. Son desvergonzadas y clasistas hasta límites insospechados. Un arma de enfrentamiento soñada por el Estado. Por cierto, hablando de sindicatos, estos no quieren ni oír de hablar de “huelga” para no perder la “perra gorda” estatal por lo que están haciendo mutis por el foro.

Y el feminismo atrabiliario sigue construyendo más y más cláusulas semánticas impactantes como “Es una guerra (de los hombres contra “nosotras”)”, “si nos tocan a una nos tocan a todas”, que harían las delicias de la mafia siciliana o los fascios de combate de Mussolini y decenas de “argumentos” de este tenor que lo único para lo que sirven es para generar un estado de excepción social, fragmentación por sexos e intimidación ciudadana (teléfonos de delación). De tal modo que se podría decir que toda esta arenga de las progrefeministas de la tercera ola es indistinguible, muchas veces, del de sus oponentes ideológicos tradicionalmente machista-reaccionarios (iglesia católica o de otras confesiones, más el ultraconservadurismo político postfranquista) tanto que incluso los cromos podrían ser intercambiables fácilmente entre ambos. O, dicho de otra manera, están retroalimentandose mutuamente.

Lógicamente, sin el soporte de la enorme red de clientelar de Observatorios, Institutos, Concejalías, Consejerías, partidos políticos, judicatura o Fundaciones privadas respaldándoles ideológicamente y con cuantiosas cuchipandas, el discurso del feminismo occidental no sería el mismo. Sin olvidarnos de la gran cobertura que reciben de los medios corporativos de desinformación cuando se tratan los casos de violencia de género, incomparables, con otras violencias (por ejemplo, las del Estado). El consenso ha sido pactado de antemano. La credibilidad de que no gozan, entre la progresía, esos medios cuando hablan sobre temas de actualidad política, si la tienen cuando propagan con gran aparato mediático y amarillismo los casos de “violencia machista”. ¿Por qué? Pregunto.

Además, habría que decir que, cínica e hipócritamente, cuando se otorgan ayudas a mujeres víctimas del tráfico de seres humanos o en situación de explotación sexual, resulta que es el propio sistema neoliberal el que lo promueve, a través de sus amigos proxenetas empresarios y mediante la cooperación de la alta clase política con elementos mafiosos o de corruptas y criminales agencias de inteligencia occidentales (como la CIA y sus sucursales europeas), que son quienes manejan y controlan ese tráfico, al igual que lo hacen con el de cocaína y heroína. Y esto no lo oirás denunciar a esas feministas subvencionadas. Como tampoco esas feministas hacen ascos al fomento del “emprendimiento” de mujeres, el nuevo look capitalista (porque empresario queda “obsoleto”) para decir que te hagas plusvalista y te olvides de ser una protestona asalariada donde ahora puedes explotar al otro (si es hombre, mejor -iron.-).

Las feministas transmodernas empoderadas (otro deprimente léxico importado de USA) dicen ser combativas, dicen ser activistas anticapitalistas, pero ves que están perfectamente integradas en la maquinaria del Estado que las oprime recibiendo dinerito contante y sonante para mantener vivo el tinglado lila, el desfile de antorchas, los estudios de “género” y las batucadas.

INSTITUCIONES PÚBLICAS Y GRANDES CORPORACIONES PRIVADAS FINANCIAN EL DISCURSO Y LA PRAXIS DEL FEMINISMO: UN NEGOCIO RENTABLE PARA MANTENER EL DOMINIO DEL IMPERIALISMO EN EL MUNDO

De la pasta gansa o chorreo de dinero público para mantener viva la industria feminista occidental (en particular, en este país) y otras ONGs “sociales” que actúan al abrigo de grandes donantes, se encargan, básicamente, Institutos de la Mujer, ubicados en Autonomías y, a nivel central, en el Ministerio de la Igualdad a través del Instituto de la Mujer. En el ámbito privado, hay una enmarañada red de Fundaciones multimillonarias para controlar el tinglado a nivel global. Dirán que si no hay dinero no hay “visibilidad”. Y uno piensa que más vale que fueran invisibles….Voy a poner solamente unos pocos ejemplos ilustrativos:

En Aragón son de los más “modestos” y destinaron, para el año 2017, 80.000 euros “para conseguir que la igualdad entre mujeres y hombres sea real y efectiva”. Un camelo para embadurnar un panfleto en pos de la igualdad decretada con cuotas y desde un despacho, cuando ese mismo sistema de corrupción neoliberal la niega en otros aspectos que son mucho más lacerantes, cercanos y cotidianos como es el generar desigualdades sociales en la renta y la riqueza (para hombres y mujeres), aunque hay que decir que incluso los hombres superan a las mujeres en esta materia: 28% frente a 27,9%. Y hay que convenir que, hablando de pobreza, en albergues y en la calle hay muchos más mendigos hombres que mujeres. Aquí no hay estrategias ni dinero para combatirla.

En el País Vasco se ha sufragado, en los años 2016-2017, con cerca de 800.000 euros a la diversidad sexual feminista desde el Instituto de la Mujer vascongado (Emakunde), repartidos en un montante de 400.000 euros anuales repartidos entre organizaciones o asociaciones feministas. Como suele ser habitual en los destinatarios de subvenciones a ONGs, algunas son de lo más pintoresco y extravagante.

Entre las conocidas, por ejemplo, se ha subvencionado con 9.200 euros a la revista Pikara Magazine una de las más beligerantes en el discurso feminista que, también como todas las ONGs, en general, solicita aportaciones de donantes individuales para sostener el negocio de género. El sesgo discriminador es tan ridículo a la hora de otorgar subvenciones que, incluso, desde Emakunde, se han denegado ayudas a una entidad por tratarse de “una asociación mixta de mujeres y hombres”. Qué peligro, que haya hombres en cualquier esquina ocupada por mujeres intentando pedir permiso para colaborar en su proyecto de igualdad.…Sin comentarios. Pero en el País Vasco funcionan así las cosas, no se crean.

Instituto de la Mujer (a nivel nacional)

Este es el más conocido engendro filantrópico de todos los organismos feministas “cuchipanderos” del Estado español. Son las “vigías” del Orden moral “anti-sexista”, las Legionarias de la Decencia Feminista. Han concedido, en 2017, un total de subvenciones a ONG’s del ramo (y las que, objetivamente, no lo son) por importe, ahí es nada, de 1.245.135,03 euros. Entre ellas, y la segunda más subvencionada, está el lobby del PSOE-GAL, Federación de Mujeres Progresistas, que ha recibido 36.736,05 euros. Se da la circunstancia de que las progres feministas “socialistas” fueron salvadas “in extremis” de la quiebra de su mercancía de género cuando la Consejería de Empleo de Andalucía les concedió hace años una subvención de 207.830 euros, cuando estaban en situación de insolvencia y no donaba ni Felipe el Galoso. Por cierto, decir que, la FMP se lleva también 6.914 euros del Ayuntamiento de Madrid para…“proyectos de micromachismos en las redes”. Es decir, financian a la Congregación de la Doctrina Feminista una suerte de “ley mordaza microfascista” para denunciar a los que se salgan del dogma sacramental impuesto. Igual hacen una tesis doctoral sobre esta entrada “micromachista”.

Ejemplos de vivales progres socialistas “discriminadísimas” tenemos a ex ministras o ex altos cargos del PSOE ocupando puestos de relumbrón y cobrando sueldazos en Nueva York (Bibiana Aido), en el Consejo de Estado (Amelia Valcárcel, 70 mil euros anuales más dietas y dando conferencias sobre igualdad y discriminación) o en grandes multinacionales del sector privado (la prevaricadora ex Ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, en Endesa, quien ordenó, siendo ministra, a la Agencia Tributaria, paralizar un expediente de delito fiscal contra la familia Botín). ¿Por qué no dan ejemplo y destinan parte de su sueldo a mujeres maltratadas?

La tercera entidad en importancia retributiva, creánselo o no, del Instituto de la Igual-dá antisexista, es una asociación vinculada al Opus Dei, institución conocida por su misoginia. Se trata de la llamada Fundación Promoción Social de la Cultura (¿tiene algo que ver con las mujeres?, no), quien se lleva la friolera de 33.329,47 eurazos y que se dedica a hacer, como buenos curas que son, proselitismo por el mundo como herramienta de control social a través del veneno mental de los mitos religiosos, bajo el disfraz de ONG “benéfica” de ayuda a los “necesitados”. Según su ex presidenta, Pilar Lara la justificación para crear esta ONG del Opus fue la siguiente: “Hablé con Don Álvaro del Portillo (el sucesor de Escrivá de Balaguer), entonces Prelado del Opus Dei. Don Álvaro me dijo que la situación de Oriente Medio era uno de los temas que más importaban a Su Santidad Juan Pablo II y me pidió que siguiera adelante. La Fundación, que nació con unos objetivos claros de ayuda a personas y grupos sociales de pocos recursos, hoy trabaja más de 50 países y 4 continentes (Asia, África, América y Europa). Hemos desarrollado más de 110 programas en Oriente Medio en siete países de la región.” Recordemos que Escrivá de Balaguer, el santo Prelado del Opus, dijo que las mujeres eran como las alfombras, “sólo servían para pisarlas”.

Otra ONG, llamada Alianza por la Solidaridad, también progre-feminista, es la cuarta en importancia en recibir ayudas: 31.049,88, euros. ONG, por cierto, apoyada-financiada por el Mº de Asuntos exteriores y la Comisión Europea. Es un chiste que hablen en su web de incentivar programas para evitar la violencia de género en la Franja palestina de Gaza cuando en el campo de concentración de Gaza la única violencia visible, diaria, despiadada, combatible, es la perpetrada por el ejército sionista judío contra los palestinos, particularmente niños. Y estas de la Alianza femiprogre se dedican a ir Gaza a prevenir algo tan irrelevante (comparativamente con la represión mortal judía) como es la manoseada y publicitada violencia de género con el fín de utilizarla como tapadera de los crímenes sionistas. Del ejército de ocupación sionista, ni una crítica a su violencia salvo una vaga alusión miserable a que “la prolongada ocupación israelí y el colapso del proceso de paz, suponen una pesada carga para la población palestina que lucha por la estabilidad, la paz, la autosuficiencia y la seguridad humana”. Mientras tanto, vamos a genarizar a los palestinos.

Semejante funambulismo dialéctico cómplice, si tenía algún atisbo de “independencia”, queda completamente diluido cuando las “cooperantes” de esta Santa Alianza feminista para su proyecto de Gaza son organizaciones como Women and Child Protection AISHA, que es a su vez patrocinada por Save The Children(George Soros) y GIZ, una ong multinacional alemana que opera en 120 países que está, cómo todas las ONG, al auxilio del imperialismo. En Malí, GIZ está apoyando la política neocolonial criminal de Francia y EEUU para saquear las reservas naturales del país (uranio). No lo disimulan. Lean: “Alemania está ayudando a Malí a lograr la reconciliación y las condiciones políticas estables. Sin embargo, la paz en el país requiere restablecer la confianza de los ciudadanos en las instituciones estatales. Giz está ayudando al gobierno de Malí a establecer una paz y estabilidad duraderas para la población". Huelga decir que el gobierno de Mali es una marioneta controlada por la CIA al servicio de los intereses geopolíticos de EEUU y Europa. Que las ONGs están colaborando en la recolonización de África es una obviedad.

Si algo llama poderosamente la atención en el lote de las subsidiadas económicamente por el Instituto de la Mujer es que en la lista haya dos Federaciones de “oprimidas” empresarias en situación de “exclusión social” (sic) como son la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas y Profesionales empresarias, a las que ha asignado 22.533,43 euros, federación que tiene patrocinadores y socios corporativos como Caixa Bank, Vodafone, Campofrío o la multinacional de la farmafia Gedeon Richter, mientras que la otra, la Federación Internacional de Empresarias BPW Spain (12.249,66 euros), afirma en su declaración de intenciones que “BPW SPAIN. trabaja para fomentar la sororidad, la solidaridad y el empoderamiento profesional de las Empresarias y Profesionales”. ¿Les suenan palabros como “sororidad” y “empoderamiento” tan en boga en boca del rampante postfeminismo?

Las pájaras de BPW tienen la desfachatez de colgar un banner en su página web de “a igual trabajo igual salario” y en sus congresos se pueden ver patrocinadores como Caixa Bank, Toyota, Merck (farmacéutica) o Nestlé. Herramientas del capital expoliador para instituir la igualdad panfeminista a costa de implementar la desigualdad social para todos. Pero oye, es que mola decir lo de “sororizarse” que no veas. Y más cuando aparecen noticias (en su web) como esta: Las empresas con más mujeres al mando son más rentables, según un estudio del Peterson Institute for International Economics. ¿Saben quiénes son los donantes del Peterson Institute para realizar informes de género como el señalado? Sólo una pequeña muestra porque son decenas y lobbys muy poderosos: Morgan Stanley, Pepsico, Toyota, Goldman Sachs, IBM, Ford Automóviles, Exxon (petrolera), JPMorgan, Banco de Tokio, Microsoft, General Motors, Samsung o el Parlamento Europeo.

¿Y quién avala las bondades de este Instituto de los mercaderes capitalistas? Ong’s feministas de derecha (o extrema derecha) como Feminismo Inc con artículos como este, donde se expone que si las mujeres son inteligentísimas para ocupar puestos directivos en grandes empresas y no los ocupan puede deberse al “techo de cristal”, al “machismo” o al “patriarcado” (mantras progres asumidos por la Internacional del feminismo). Y suelta, el menda (un empleado de la farmafia), clichés que resultan muy agradecidos cara a la galería feminista: hoy en día cada vez más personas, tanto mujeres como cada vez más hombres, reconocen que la mujer es más inteligente. Este supremacismo, así, sin datos científicos refutables, me abruma. Feminismo Inc, lo dice todo el nombre, una corporación del feminismo, un negocio sucio de género más con el que sacar tajada de subvenciones, captar adeptas y mantener el orden establecido.

La declaración de principios de Feminismo Inc es cristalina: Apoyamos a mujeres de carrera empresarial para que identifiquen modelos patriarcales de dominación y diseñen estrategias conducentes a su propia afirmación como seres humanos. El empresariado enarbolando la bandera del combativo feminismo heteropatriarcal-opresor. Pero…si hay algo “conmovedor” de este site es ver como se hacen eco de un manifiesto de mujeres venezolanas criticando muy duramente al gobierno de Nicolás Maduro, haciendo llamamientos al golpe de Estado en ese país en nombre del feminismo. Y es que la ideología empresarial-progre-neoliberal feminista ya vale para todo. Y si no vean como las progre-hembristas españolas de Mujeres Progresistas de Retiro enlazan a Feminismo Inc el artículo sobre mujeres en cargos directivos.

Mientras, de contrabando, el Instituto de la Mujer incluye entre sus agraciadas a asociaciones de espectro religioso-católico, históricas defensoras de los derechos de la mujer: Apostólicas del Corazón de Jesús, (12.729,91 euros) o la Federación católica de Servicios a la Juventud Femenina (12.589,04 euros), Federación, esta última, a la que el Ayuntamiento progre madrileño de la Carmena otorga también una ayuda de 2.667 euros. Qué cosas….con DIos y con los progres.

La ONG Red Acoge, no tiene ningún programa específico para mujeres pero goza del “extraño” favor del Instituto de la Mujer quien le subvenciona con 21.560,12 euros por su política favorable a la inmigración descontrolada, instigada por EEUU y sus mariachis europeos, que está convirtiendo el continente europeo en un desastre sin igual, lo que está garantizando que el crecimiento de la ultraderecha y el neonazismo sean cada vez mayores en Europa. Los de Red Acoge no ocultan a sus financistas, bien preclaros y conocidos: públicos y privados. Entre los públicos: Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Sección Subdirección General de Integración de los Inmigrantes, Fondo Europeo para la integración de nacionales de terceros países (sic), Fondo Social Europeo, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ministerio de Educación Cultura y Deporte y, cómo no, el Instituto de la Mujer. Entre los donantes privados, uno solamente, y que no escapa al desconocimiento de nadie: la Open Society Foundations de George Soros, uno de cuyos ejes de actuación es que Europa sea el “paraíso del multiculturalismo” con una inmigración sin fronteras. También los de Acoge piden que seas gilipollas y les hagas la gracia de donarles…

En la Andalucía corrupta de la cortijera socialista Susana Díaz, vasalla absoluta del régimen del 78, del capital y los mercados, amiga de los Botín y “referente” del feminismo andaluz más cochambrosamente dogmático y demagógico que pueda existir, quien ha sabido exprimir al límite la “violencia de género” a través de su Instituto Andaluz de la Mujer (con los mediáticos casos de la avispada tunanta Juana Rivas y otros). Aquí la generosidad a la hora de vaciar la caja pública andaluza es notable. El montante total asignado a asociaciones feministas asciende a nada menos que 1.458.091,82 euros. A Andalucía le sobra dinero de la corrupción institucional-sindical y la buchaca pública autonómica debe andar a rebosar. ¿Le habrán pedido un préstamo a fondo perdido al cortijerismo aristocrático andaluz?

En la selva de asociaciones subvencionadas de Andalucía es imposible detenerse en todas. Pero he reseñado dos ejemplos. Una es la Asociación para la Ayuda de la Ansiedad, Depresión y Soledad (ADAS) compuesta exclusivamente por mujeres, como todas las destinatarias, a la que han concedido la nada desdeñable cantidad de de 12.800 euros. Admitiendo que, parece ser, la depresión afecta en su mayoría a las mujeres y requiere de instrumentos de apoyo ¿sabían ustedes que la tasa de suicidio a nivel mundial en los hombres, como consecuencia de la depresión y otros trastornos afines, es el doble que el de las mujeres? Esta asociación es un ejemplo anecdótico en comparación con la que sigue.

La segunda asociación que ha llamado mi atención, y que he diseccionado más detalladamente, es la Plataforma andaluza de apoyo al Lobby Europeo de Mujeres. En concreto, la que se menciona como Lobby Europeo. Espera ¿Un lobby europeo de mujeres? ¿Crear un lobby que, estrictamente, no es otra cosa que un grupo de presión para conseguir espurios, intocables y oscuros fines? La plataforma feminista andaluza ha recibido 21.800 euros mondos y lirondos del Instituto de la cortijera más otros 15.611,42 euros que ha chupado del Instituto de la Mujer, según he podido comprobar. ¿Pero qué demonios es ese lobby europeo que apoyan y quién le financia? ¿Sabían ustedes que dicho “lobby” europeo de mujeres, recibe fondos de la Comisión de la UE en un 76% y el resto proceden de aportaciones individuales (las menos) y Corporaciones privadas? ¿Quiénes son sus donantes privados? Porque lo interesante, dejando a un lado que la UE-Comisión es un ilustre monigote de Soros, que no es poco, es comprobar qué financistas privados sustentan al feminismo español y europeo. Veamos los donantes del lobby de mujeres europeo.

a) Friedrich Ebert-Stiftung. Es un think tank alemán “socialdemócrata”, claramente anticomunista, fuertemente vinculado a la OTAN, y que fue, entre otros, el que promocionó, vía Willy Brandt, a Felipe González a la jefatura del PSOE bajo los auspicios de la CIA.

b) La “filantrópica” Edge Funders Alliance, algunos de cuyos miembros son:
  • Nikhil Aziz, Director de programas de la American Jewish World Service una organización judío-sionista que destina (o soborna) con más de 35 millones de dólares anuales a más de 500 organizaciones de “justicia social” (sic) en 19 países de África, Asia, América Latina y el Caribe, con el requisito de que defiendan las leyes y políticas de los EEUU con las que (cito textual) “mejorarán las vidas de personas en todo el mundo”.
  • Donald Mac Fhearraigh, Jefe de Programas de la Open Society Initiative for Europe, una sucursal de la Open Society Foundation de George Soros. Sin comentarios. Las feministas están siendo subvencionadas por el billonario estadounidense y todavía hablan de “conspiraciones”.
  • Laine Romero-Alston, es la Jefa de Programas de la Ford Foundation, ONG verdaderamente siniestra que está estrechamente vinculada con la CIA. Según Frances Stonor Saunders, autora de La CIA y la Guerra Fría Cultural: “La CIA considera que fundaciones como la Ford son el mejor y más plausible tipo de financiación encubierta que existe. Según un ex agente de la CIA, la Agencia ha financiado una gama aparentemente ilimitada de programas de acción encubierta que afectan a grupos juveniles, sindicatos, universidades, editoriales y otras instituciones privadas”
  • Tatiana Cordero, Directora Ejecutiva de Urgent Action Fund Latin America, es decir Fondo de Acción Urgente para Latinoamérica cuyos principios son “soñar con un continente que transforme pacíficamente los conflictos; que sea seguro, justo, sostenible y que garantice los Derechos Humanos con principios feministas”. Entre sus donantes están…sí…la Open Society Foundation de George Soros y la American Jewish World Service antes mencionada. Principios feministas para apaciguar a los rebeldes y neocolonizar con Soros y el lobby americano-sionista.
c) Rockefeller Foundation Novo. Vaya, vaya, mira quién aparece por aquí, la mafia por excelencia penetrando en el proceloso mundo del feminismo lila. Creo que sobran los comentarios sobre quién es la familia Rockefeller, probablemente de los mayores promotores de asesinatos y golpes de Estado en el planeta, quienes instigaron (Nelson Rockefeller), vía Kissinger, la creación de regímenes militares genocidas, de todos conocidos, en Sudamérica. Rockefeller, como los Rothschild, Sheldon Adelson o George Soros han tenido siempre (y tienen) fuertes vínculos con la CIA, el complejo militar-industrial, la mafia, el Vaticano y las altas esferas de poder político de EEUU. El lobby feminista con la familia Corleone. Todo en orden, gracias.

Finalmente, por mencionar alguna otra ONG “suelta” de la internacionalización de la pobreza, no estrictamente feminista, pero con programas dirigidos a mujeres, cabe señalar a Cooperación Internacional. Dicen que su objetivo para con la mujer es “fomentar diferentes ideas innovadoras y de emprendimiento social impulsadas por mujeres jóvenes, para convertirlas en protagonistas del cambio social para construir un mundo más sostenible y responsable”.Sostenibilidad, emprendimiento, innovación, responsabilidad….la vetusta doctrina del capitalismo acomodada con sugestivos términos embaucadores.

Para poner en práctica sus planes revolucionarios feministas, Cooperación Internacional cuenta con un amplio y selecto elenco de colaboradores privados: la cadena derechista Atresmedia, Coca-Cola, La Caixa, Mapfre, Kelloggs, la inmobiliaria especuladora Pryconsa, General Mills (multinacional estadounidense de alimentación) y otros más, aparte de recibir financiación de entidades públicas como la Comisión Europea, el Instituto de la Juventud, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad o el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Y son “no gubernamentales” pisha…pero el feminismo es chupiguay.

Esta es sólo una pequeña muestra del variado, vasto y denso conglomerado que envuelve el indecente y sórdido negocio de los derechos humanos, la caridad social, el “voluntariado”, el feminismo desvergonzado de Estado, corporativo, de redes sociales y medios…y de tantas otras multinacionales de la “pobreza” y la “pluralidad sexual” (estas últimas manejadas hábilmente por el Pentágono, el FBI, la CIA y la inteligencia británica), herramientas todas al servicio de la perpetuación de la miseria y la desigualdad, pero sobre todo para la consolidación global de un modelo político de dominación que ha encontrado, sin duda, la mejor forma de penetración, injerencia y domesticación de los pueblos para inactivar cualquier veleidad de cambio real-revolucionario que comprometa el orden establecido desde Washington y la Europa de la OTAN.

Todo este gran tinglado del oenejetismo está al servicio del mismo y sospechoso negocio de compra y manipulación ideológica en aras de blindar un sistema de explotación global, imperialista, utilizando comodines mercantilizables tan atrayentes como son la “justicia social”, la “violencia de género”, la “discriminación racial”, el “feminismo antipatriarcal”, la “diversidad sexual” y los “pobres del mundo”.

ONGs….cambiar el mundo para que todo el mundo siga igual.